ActualidadOmnicanalidadSeguridad

Manejando el fraude en un entorno omnicanal

La transformación hacia estrategias omnicanal, aquellas que buscan ofrecer una experiencia de cliente coherente y sin fisuras independientemente del canal utilizado, ya sea físico o virtual, está convirtiéndose en una norma para las grandes compañías de distintos sectores, en especial el retail, la banca y las aseguradoras. Esto es debido a que este nuevo modelo estratégico, basado en el cliente y no en el producto, ofrece ventajas visibles día a día sobre los modelos de gestión previos, principalmente ventajas económicas, como podemos leer en recortes de prensa sobre cómo la omnicanalidad genera beneficio creciente entre sus impulsores, con ejemplos de este pasado trimestre como los de Best Buy’s, Macy’s o algunos de los 100 principales retailers americanos, como podemos ver en este reporte de la Asociación Nacional del Retail estadounidense

Pero toda nueva estrategia que viene acompañada de nuevos procesos y nuevas tecnologías que habilitan el conjunto de la estrategia, suele traer consigo una serie de riesgos, y uno de ellos, y de los que más preocupan a las empresas, suele ser el fraude. Encontramos en el estudio realizado por Forrester Managing Fraud in an Omni-channel World una serie de datos y consejos sobre cómo en un mercado que cada vez necesita desarrollarse por más caminos y realizar las transacciones más rápido, la gestión del fraude es una pieza fundamental para sostener el negocio. Algunos de los datos clave los vemos reflejados en esta infografía

Infografia fraude omnicanal

Interesantes datos que nos alertan de la falta de desarrollo que existe ante un tema tan sensible como es el fraude en el nuevo escenario omnicanal

Entrada anterior

Aprende, comprende y, sólo después, emprende

Entrada siguiente

Expo Relacion Cliente 2015 ya está aquí