ActualidadBig DataCustomer EngagementMarketing

El poder del sentimiento y Big Data

El Big Data, o más bien su uso y explotación, por alejarnos del concepto de almacenamiento masivo de datos que da origen al término, está suponiendo importantes cambios estretégicos en practicamente todos los sectores de la economía y la sociedad. Pero si hay un ámbito en el que los sueños parecen estar convirtiéndose en realidad gracias a la explotación inteligente de estos datos es el el del marketing y las relaciones que establecen las marcas o empresas con los consumidores. Hasta hace no tanto, de hecho la mayoría de las empresas aún tienen problemas para que sea de manera diferente, el área de marketing solamente era capaz de asumir una relación causal entre las distintas campañas realizadas o las estrategias adoptadas y el resultado final que éstas tenían para la empresa. Hoy en día, quienes están siendo capaces de explotar correctamente los datos, también han adquirido la capacidad de anticiparse al cliente, predecir tendencias y comportamientos, y algo que supera las fantasías pasadas de cualquier responsable de marketing: conocer qué sentimientos despierta en los consumidores su empresa gracias al Sentiment Analysis, también conocido como análisis del sentimiento o minería de opinión (opinion mining)

Leemos en Forbes el artículo Big Data And The Power Of Sentiment que nos explica qué es el Sentiment Analysis y cómo se está convirtiendo en una palanca clave para potenciar el marketing en las empresas. Básicamente, la tecnología se encarga de reconocer todo lo que se dice sobre una marca, producto o empresa y lo analiza desde una visión del lenguaje natural humano para categorizarlo y entregarlo en forma de resultados sobre los que poder medir, actuar e incluso predecir situaciones y estrategias futuras. Un paso más en el conocimiento profundo del cliente a través de la innovación tecnológica sobre lo que se deben basar las estrategias Customer Centric

Entrada anterior

Arrancando una estrategia de experiencia de cliente efectiva en el B2B

Entrada siguiente

Necesito innovar, pero me da miedo ¿es grave, doctor?