ActualidadCliente DigitalOmnicanalidadVentas

El cliente retail ya no piensa en canales

Siempre que hablamos de estrategia omnicanal justificamos la necesidad de adopción de éstas por parte de las empresas en base a un supuesto cambio en la sociedad que ha traído consigo la democratización de las nuevas tecnologías, especialmente el uso de internet y el Smartphone. Si nos quedamos en una mera suposición, esta base se queda en un brindis al sol, una colección de predicciones optimistas, o partidistas, que abogan por inculcar en la mente de los empresarios una artificial necesidad de transformación en su empresa. Por eso, no hay que olvidar nunca para sustentar la teoría tener a mano datos objetivos, como los que nos trae esta vez KPMG en su informe mensual sobre el consumo en el retail británico.

¿Qué datos de relevancia encontramos en dicho informe?

  • La venta online en retail (excluyendo la alimentación) ha crecido en abril un 6.6 respecto al mismo mes del año anterior. Pese a que es la cifra de crecimiento más baja desde 2013, el crecimiento continúa hasta alcanzar más del 20% de las ventas globales del retail (excluyendo alimentación) en el Reino Unido
  • Mientras que el online ha supuesto un 2.1% de crecimiento en ventas en el retail en los últimos tres meses, las tiendas físicas han supuesto un descenso del 1.3% global en ventas.

Vemos así que el cliente está cercano al agnosticismo respecto al canal de venta, síntoma claro de la transformación social en la que se ha visto incluído. Compra tanto online como en tienda, cada vez de manera más común, sin preocuparse por el canal, si no de hecho buscando una compenetración entre ambos. Y lo mismo busca en la atención que recibe cuando tiene que ponerse en contacto con la empresa: una relación sin ataduras a un canal. Es este tipo de datos los que ponen de relevancia la necesidad de aplicar definitivamente estrategias omnicanal si las empresas del retail quieren conectar con su potencial cliente.

Entrada anterior

Viejos trucos para un mundo digital

Entrada siguiente

¿Quieres mejorar el Employee Engagment? Aprende de la NBA