ActualidadOmnicanalidadRelación con clientes

La omnicanalidad, lejos de ser la norma

Que las estrategias omnicanal son la respuesta a las demandas del nuevo cliente no es nada sorprendente para los interesados en la innovación al servicio de la gestión del cliente, más aún cuando hablamos de un cliente que ya está aquí, el de la generación del milenio, pero extensible a la gran mayoría de consumidores actuales que han visto incrementar sus expectativas en cuanto a la experiencia de cliente se refiere gracias al estándar impuesto por las marcas líderes en estrategias innovadoras de gestión de cliente.

En este panorama, resulta curioso encontrar datos como los de esta gran encuesta realizada por CMO Club y Rakuten, confeccionada a partir de las respuestas de 120 directivos de marketing de grandes empresas. En el gráfico podemos ver el porcentaje respondido a la pregunta ¿En qué estado se encuentra la implantación de una estrategia omnicanal en su empresa?

estado_omnicanalidad

  • En verde, las respuestas que indicaron que todavía no han empezado a implementarse. Son el 55%
  • En rojo, aquellos que respondieron se encuentra en una fase inicial. Representan el 34%
  • En naranja, aquellos que respondieron que estaba en un estado muy maduro. Solamente un 11%
La omnicanalidad, aún en el espacio de las tareas por hacer Clic para tuitear

Este es solo uno de los datos de dicha encuesta, pero la conclusión es clara: la omnicanalidad, aún está en el cajón de las tareas por hacer. Eso si, aquellos que ya pertenecen al 11% de empresas en las que la omnicanalidad es casi un hecho, parten con ventaja. ¿Cuánto tiempo la mantendrán? Puedes ver las conclusiones y datos completos en el enlace del reporte de Rakuten

Entrada anterior

¿Dispuesto a asumir el coste de entregar una mala experiencia de cliente?

Entrada siguiente

7 usos actuales de la Inteligencia Artificial en la gestión del cliente